Rehabilitación Cognitiva

Neuropsicología en Córdoba

En los últimos años se está empezando a hablar cada vez más de la estimulación y/o rehabilitación cognitiva, pero ¿en qué consiste este tratamiento?

Cuando hablamos de esta técnica nos referimos a un método terapéutico realizado por un neuropsicólogo, destinado a mejorar o compensar las dificultades  neurocognitivas que se presenten en diferentes procesos que afecten al normal funcionamiento de nuestro cerebro.

El funcionamiento cognitivo se puede ver afectado por un daño cerebral sobrevenido, como por ejemplo: Ictus, traumatismo craneoencefálico, infecciones en el sistema nervioso, esclerosis múltiple, etc. Dependiendo de la zona cerebral dañada y el grado de afectación, podemos observar diferentes déficit. Podemos encontrar dificultades en una o varias funciones cognitivas:

  • Capacidad atencional
  • Concentración
  • Agilidad mental
  • Memoria
  • Lenguaje
  • Relaciones visuales y espaciales
  • Cálculo
  • Razonamiento
  • Organización
  • Planificación
  • Etc.

Mediante el entrenamiento, o reentrenamiento, cerebral y gracias a la neuroplasticidad (la capacidad del cerebro para cambiar  y  regenerarse a sí mismo a través de la estimulación y el aprendizaje) vamos a conseguir que comiencen a formarse nuevas conexiones nerviosas para suplir aquellas que se han perdido y son responsables de nuestras dificultades actuales.

A través de la terapia de Rehabilitación Cognitiva se lleva a cabo un entrenamiento del cerebro que nos permita el mayor grado de independencia posible. A partir de una evaluación neuropsicológica exhaustiva se obtiene el perfil cognitivo del paciente, con sus puntos débiles y fuertes, con el cual vamos a plantear los objetivos de la terapia.

Por lo tanto, antes de iniciar cualquier terapia debemos realizar un estudio completo del estado cognitivo del paciente que nos indique su perfil cognitivo, así como las causas reales de sus dificultades, para poder planificar una intervención enfocada a las necesidades particulares de cada individuo, su funcionamiento cognitivo, su nivel de conciencia y su capacidad de autorregulación.

En resumen, la rehabilitación cognitiva se define como un proceso de intervención neuropsicológica global que debe ser llevada a cabo por un profesional cualificado que esté orientado a recuperar la funcionalidad del paciente y que trabaje conjuntamente con la persona y su entorno familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *