Neurofeedback


¿Qué es Neurofeedback?

A lo largo de nuestra vida todos nosotros vamos aprendiendo a cómo hacer determinadas cosas, pero este aprendizaje no podría ser posible sin una retroalimentación (feedback) sobre cómo la estamos realizando, qué debemos mejorar, etc. Por ejemplo, cuando aprendemos a nadar necesitamos que nos enseñen a relajarnos, respirar o coordinar los movimientos de manera adecuada. Una vez hemos aprendido y entrenado lo suficiente, podemos realizar la acción de manera automática.

Con el funcionamiento cerebral ocurre exactamente lo mismo, pero en la vida diaria no tenemos información sobre cómo está trabajando nuestro cerebro y cómo lo podemos mejorar. Aquí es donde Neurofeedback nos puede ayudar, ya que es una técnica de biofeedback cuyo objetivo es entrenar al cerebro a conseguir un funcionamiento adecuado y a mantenerlo en el tiempo.

¿Cómo funciona Neurofeedback?

Neurofeedback registra nuestra actividad cerebral mediante unos sensores colocados en el cuero cabelludo. Estas ondas cerebrales se interpretan en un ordenador y nos da información sobre qué áreas del cerebro no están funcionando correctamente. Durante el entrenamiento el programa irá “premiando” a tu cerebro, mediante señales visuales o auditivas, cuando las áreas cerebrales estén funcionando de manera adecuada. De esta manera, nuestro cerebro va a ir aprendiendo qué debe hacer para reducir las ondas cerebrales que causan dificultades y aumentar aquellas que mejoran el rendimiento. A lo largo de las sesiones este aprendizaje se mantendrá en tiempo sin necesidad de tratamiento. Nuestro cerebro lo ha aprendido y automatizado.

Ventajas de Neurofeedback

  • Es un método no invasivo, sin efectos secundarios.
  • Es motivador y afecta positivamente a la autoestima ya que es la propia persona la que consigue sus progresos.
  • Sus resultados son duraderos en el tiempo.
  • Es una técnica muy potente y con un gran poder de generalización.

 

¿Quién se puede beneficiar?

Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (TDAH)

Trastorno del Espectro Autista

Dificultades de Aprendizaje

Alto rendimiento cerebral

Depresión

Insomnio

Ansiedad

Fibromialgia

Dolor crónico

Estrés excesivo

Daño Cerebral